Me quedo muerto

2009. Javier Blanco. Rústica con solapas. B/N. 64 páginas.

Con ME QUEDO MUERTO el joven, y aún novel, historietista Javier Blanco ofrece un retablo de lances juveniles y brinda la primera piedra de un retablo aún en construcción. Universos juveniles con el botellón, el cachondeo, la fiesta y loa contención, como divisa. Reflejo de costumbres, sátira de un cotidiano devenir y oferta de lúdica lectura. La sonrisa por encima de la acidez. Un plato agridulce, como servido desde un restaurante chino, para gozar de sus múltiples componentes. ¡¡Atentos a esta recreación actual de las antiguas "pandillas juveniles", drá que pensar...!!

8,00 €
Please select variants first